Proyecto SmartMarina reinventa los puertos utilizando IoT

05 May Proyecto SmartMarina reinventa los puertos utilizando IoT

El proyecto busca lograr una circulación fluida de embarcaciones en Cap d’Agde, en Francia, uno de los puertos deportivos más populares de Europa.

 

Sensor "Smart Mesh".

Los sensores “Smart Mesh” como el de la imagen permiten monitorear el uso de electricidad y agua en el puerto, así como el flujo de embarcaciones. Crédito: Inria.

 

“Los puertos deportivos podrían convertirse en las Smart Cities del mañana”, comenta entusiasmado Thomas Watteyne, investigador del equipo Eva en el Centro Inria de París. Este es justamente el objetivo del proyecto SmartMarina, iniciado en abril pasado en el puerto Cap d’Adge, en el sur de Francia.

 

El número de personas que utilizan las embarcaciones como  hospedaje en los puertos deportivos europeos ha aumentado en la última década, así como también el flujo de usuarios en los muelles. Estas nuevas circunstancias obligan a los puertos a adaptarse y actualizar sus servicios.

 

En colaboración con Sodéal, la empresa operadora del puerto, Thomas Watteyne y su equipo están  implementando en Cap D’Adge una red de sensores inalámbricos, con el fin de obtener datos tales como la ocupación de los muelles o el consumo de agua y electricidad. “Por medio de una plataforma en línea, Sodéal podrá monitorear en todo momento el estado del parque para facilitar su gestión”, explica el investigador. Para ello el socio del proyecto IBM proveerá la nube para el manejo de los datos.  

 

Ziran Zhang, investigador post doctoral del equipo Eva instalando uno de los sensores “Smart Mesh” en los muelles de Cap d’Adge, en Francia. Crédito: Inria.

 

Los sensores inalámbricos “SmartMesh”, provistos por la sociedad Analog Devices, se instalarán sobre la infraestructura ya existente. “Esto quiere decir que no hay necesidad de mover cables, ni de reemplazar todo el material. Es una enorme ventaja en términos de costos y de agilidad para la puesta en marcha del proyecto”, subraya Thomas Watteyne.

 

El uso de estos sensores tiene, además, la ventaja de utilizar muy poca energía ya que cada sensor puede funcionar por 10 años con sólo dos pilas AA.

 

De aquí al final del proyecto, previsto para abril de 2018, el equipo buscará proponer además nuevos servicios a los usuarios del puerto, tales como dispositivos de alarmas para el control de incendios y alarmas antirrobos.

 

Fuente: Inria.fr

Share Button
Francisca Bastías
francisca.bastias@inria.cl