Programa Proxima: Desarrollando procesadores más seguros

16 Mar Programa Proxima: Desarrollando procesadores más seguros

El programa de investigación europea Proxima movilizó a decenas de investigadores de centros especializados como Inria para mejorar la previsibilidad de los procesadores que aseguran el buen funcionamiento de programas computacionales en tiempo real.
Captura de pantalla 2017-03-16 a las 18.30.37

 

 

A veces cuando utilizamos un computador y hacemos click a un programa, este no comienza a funcionar de inmediato, esperamos algunos minutos o segundos para que se inicie y no pasa nada. Pero en otros contextos, esta demora puede tener implicancias en la seguridad. Por ejemplo, cuando el programa maneja el pilotaje automático de un avión en tiempo real o el sistema de frenos ABS de un auto, en estos casos esperar no es una opción.

 

Por mucho tiempo los fabricantes evitaron los problemas de demoras en la ejecución de programas aumentando el poder – y la cantidad – de procesadores. Sin embargo, es imposible agregar componentes computacionales a los autos, aviones, trenes o robots de manera indefinida.

 

De hecho, la última generación de procesadores con núcleos múltiples y que son altamente poderosos ha dificultado que los fabricantes logren calcular correctamente el tiempo de ejecución de un programa. Este punto es crítico al momento de asegurar la confiabilidad de un software que debe operar en tiempo real.

 

Para darle solución a este tema nace Proxima, un programa de investigación europeo que entre 2013 y 2016 desarrolló soluciones para dos tipos de riesgo. El primero es el  riesgo de errores de un procesador básico –cuya poca energía aumentaría el tiempo de ejecución– y el segundo es el riesgo asociado a procesadores poderosos, pero muy complejos –como para hacer estimaciones correctas del tiempo de ejecución de los programas –.

 

“Mientras más núcleos tenga un microprocesador, más poderoso será un computador, . pero se vuelve más difícil evaluar el riesgo de que una falla temporal cause un problema predecible”, señala Liliana Cucu-Grosjean, investigadora del equipo Aoste en Inria París y que participó en el proyecto.

 

Para encontrar respuestas a este dilema, los investigadores del programa propusieron un enfoque diferente e innovador basado en probabilidades. Estudiando los escenarios más probables lograron simplificar el cálculo de los tiempos que ciertos programas computacionales requieren para realizar funciones críticas.

 

El trabajo de Proxima es de gran interés para el sector transporte en Europa, principalmente para la aeronáutica y los fabricantes de automóviles. Esto porque, entre otras aplicaciones,  los sistemas integrados tiene un rol importante  en la fabricación de automóviles autónomos que próximamente circularán por las calles del mundo. Este programa ha sentado las bases para el diseño de sistemas informáticos más sencillos, más robustos y menos costosos, preservando así la seguridad de los vehículos.

 

Ve el video de Proxima aquí

 

 

Fuente: Inria Francia

Share Button
Loreto Valenzuela
loretovalenzuelaponce@gmail.com